9 oct. 2009

Antes de amar de nuevo
(un poema de Patricio Manns)

Antes de amar de nuevo, lava tu corazón
Con agua y con ceniza que sean verdaderas:
Así el recién venido sabrá que has olvidado
Al otro que ocupaba tu vida aventurera.
Antes de amar de nuevo, desata las amarras
Que te retienen lejos, en horizonte extraño:
Ignoras lo que vale conquistar un minuto
Cuando orgullosamente te has dormido mil años.
Se ama de pie en un mundo confuso y desgarrado
Que apenas da reflejos de algo mucho más bello:
Para alcanzarlo basta con limpiar la mirada
Y sin ninguna duda sabrás lo que es aquello.
Antes de amar de nuevo, llora un poco en silencio,
Haz como hace la lluvia que lava tu ventana,
El sol no está tan lejos de tu alma vanidosa,
Sólo que para verlo hay que abrir la mañana

Patricio Manns, escritor chileno nacido en 1937.
Pag web sobre el autor: http://manns.cl/web/index.php

2 oct. 2009

Aquellas palabras inocentes


















K. Gibran dijo en El Profeta: ..."Y hay aquellos que hablan y sin saberlo ni preverlo aciertan con una verdad que ellos mismos no comprenden ". Hace meses yo escribí algo, recuerdas? Entonces ni intuía que todo aquello podría algún día cumplirse palabra por palabra...

"...no estoy dispuesta a perseguir quimeras, a intentar nada (ese verbo deberia borrarse del diccionario del amor, el amor jamás hay que "intentarlo", que cosa mas inútil y sin sentido, y sin embargo lo oigo mil veces en estos asuntos...). Solo el paso del tiempo y las vivencias compartidas y las personales de cada uno harán que las cosas lleguen o no lleguen, sin perseguirlas...
...Y SÍ, es posible enamorarse poco a poco, igual que es posible estar enamorado y no haberse dado cuenta. En ambos casos uno se da cuenta de golpe un día, por alguna circunstancia extraordinaria, entonces, de repente, se despejan todas las dudas y el amor es reconocido de inmediato...
Si eso pasará o no pasará nadie lo sabe, nadie puede saberlo, nadie puede prometerlo...
E igual que a veces sobreviene una seguridad total sobre que se ama a alguien, a veces también de repente sobreviene la seguridad total de que no te enamorarás nunca de alguien, y eso a veces puede doler, por uno mismo, por la otra persona, pero en ese momento hay que ser honesto y valiente y confiar en que todo irá bien, en que es el momento de irse y el momento, a su vez, de dejar libre..."

Se que te duelen estas palabras, pero son necesarias, y yo sólo puedo decir: lo siento, lo siento...No puedo "intentar" enamorarme de ti. Y tu...tu no debes esperarme más, ya ha sido demasiado tiempo...


5 ago. 2009

Volver a verte
(una canción de Luis Eduardo Aute)


Me muero de ganas de decirte te quiero
y sé que es imposible; no puedo, no debo
Maldigo el paraíso que cuando se presenta
no dura lo que una estrella fugaz.
Al fin lo tuve entre mis brazos,
aquí esta y se va...

Y sé que no podré volver a verte jamás.
Lavaste mi pie contra tu pecho de luna
Con puntas de tu mojado pelo de espuma.
Revivo aquel milagro de la marea blanca
que era tu cuerpo derramando luz.
Aun palpita en el recuerdo,
eras tú, eres tú...

Y sé que no podré volver a verte jamás.
No hacías preguntas, no querías respuestas,
tu cuerpo y el mío dialogaban a tientas
Buscando el ritmo exacto que marcan los latidos
cuando conversan con la misma voz.
Al fin tocaba la belleza,
era amor, es amor...

Y sé que no podré volver a verte jamás.



25 jul. 2009

Vivir sin hacer planes

No se porque nadie entiende que camino por la vida sin hacer planes. Voy viviendo las cosas como se presentan y en el momento que las vivo solo quiero vivirlas y me da igual si van a prolongarse ne el tiempo o no... Eso, si acaso, es algo que va creandose solo.
Jamás hago planes ni siquiera a medio plazo (salvo algun viaje, algúna idea de trabajo que me ronde la cabeza o la compra de alguna cosa), pero no hago planes sobre otros aspectos de mi vida., porque los planes tienen esa manía de caerse siempre en la mitad...
Hacer planes es inútil, es solo para luego darse cuenta de que las cosas fueron diferentes a como las planeaste,... y la mitad de las veces te das cuenta de que ni siquiera quieres lo que creias que querias...
Además ni siquiera necesito planes o seguridad de algo para sentirme tranquila o segura. He aprendido a sentirme segura dentro de mi forma de vivir, aparentemente sin rumbo...
Si quiero algo es lo que voy queriendo según voy viviendo las cosas, segun mis deseos, y según las respuestas de los demás.
Y eso es lo único que quiero que todo el mundo entienda, que nadie me meta en el mismo saco de esas experiencias que lo mismo están acostrumbrados a vivir...

18 jul. 2009

Cerdeña


















Cerdeña (Sardegna en italiano, Sardinia en el dialecto sardo) es una isla perdida en el Mediterraneo. No se como puede perderse algo tan grande y sin embargo, para la mayoria de nosotros es un lugar desconocido, un lugar que jamás pasa por nuestra mente.
Sin embargo existe :) Y ahora para mi, no solo existe, también se ha hecho un hueco en mi corazón. Desde ahora y para el resto de mi vida, será un lugar donde querré volver siempre.
He llegado a plantearme buscar un trabajo alli, rapidamente descartado porque a Sevilla me ata sin remedio mi deber de que mis hijos permanezcan no solo a mi lado, sino también al de su padre. Y sin embargo se que me hubiera acostumbrado enseguida a la amabilidad de aquella gente, a sus ciudades encantadoras y a ese idioma tan bello (italiano, por si alguien, que seguro que lo hay, no sabe que Cerdeña es italiana...), y que aquellos paisajes montañosos, que nacen en grises y amarillas cumbres de escarpadas rocas, se suavizan en el verde intenso de sus laderas y terminan muriendo en el increible azul esmeralda del mar, se me hubieran hecho familiares enseguida.
Me conformaré con volver una y otra vez. Ultimamente ando enamorándome de cada sitio al que voy. Creo que es el ansia viajera, que ha permanecido dormida estos ultimos años y ha resucitado de pronto empujandome sin remedio a explorar lugares nuevos.
Decir que Cerdeña es simplemente un lugar de paradisiacas playas donde veranear es decir muy poco de esta isla maravillosa. El interior, con sus montañas escarpadas, sus pueblos, sus asentamientos nuhragicos, sus sinuosas carreteras, y sus fértiles valles, es aún mas increible que su costa. No en vano históricamente Cerdeña ha vivido de espaldas al mar debido al temor constante de sus habitantes, que han soportado numerosas invasiones desde la costa; por ello la base de su economía no es la pesca sino la agricultura y la ganadería. Y ha sido sólo en los ultimos años cuando Cerdeña ha descubierto el potencial de su espectacular costa y se ha abierto al turismo, que gracias a dios es un turismo nacional, solo hay "italiani" por todas partes, y si acaso algun francés o algún alemán, pero en Cerdeña todos los carteles están en italiano y en los restaurantes se come pasta, pizza y ensaladas, y se desayuna al estilo sardo, o sea, con café y croissant (costumbre imagino tomada de la cercana isla francesa de Córcega) y no con "desayuno continental" al estilo sajón. Menos mal !
Alli yo era "la ragazza espagnola" (asi me llamaron :p) y fuimos siempre exquisitamente bien recibidos. Por eso y por todo lo demás, y por otras muchas cosas que no cuento para no aburrir, una parte de mi ha quedado alli para siempre, por eso no me ha importado haberme dejado tantas cosas sin ver, sin probar, porque se que pronto regresaré, porque Cerdeña no ha sido ni mucho menos "un sitio como otro cualquiera para veranear este año".
Compitiendo con el viento


A veces me siento como dice ese poema de Luis Cernuda "compitiendo con el viento", dando giros de un sitio a otro, ahora a levante ahora a poniente, sin rumbo, sin norte, sin llegar a ningún sitio, en constante huida, en constante venida, en constante perseguir cosas que ni yo misma se...
Y es de cajón que en ese estar y no estar, en ese moverme con brisas cambiantes, en ese constante no querer pararme y establecer vinculos en ningún sitio, no puedo esperar que nadie permanezca a mi lado pendiente de hacia que horizonte me dirigo cada dia, pendiente de si voy a parar y dejarme echar raices... Asi que comprendo que esta vez huyas tu...

17 jul. 2009

Imposibles


















En el libro de Lucia Etxebarria "Ya no sufro por amor" encontré este fragmento en el que de golpe me sentí reconocida:

"...No habia existido ningún impedimiento excepto en mi misma -prisionera de mis propios muros cambiantes, pendiente de visiones de lugares venideros y distantes-, en mi compulsión de perseguir imposibles, de engancharme sólo a lo que sabía con fecha de caducidad impuesta de antemano. Por una parte, no sabía vivir sin amor, pero, por la otra, necesitaba amar imposibles, como si yo no valiera lo suficiente para merecerme un amor abosoluto, sino solo condicional. Era como si me empeñase en perseguir el horizonte, siempre cercano pero siempre inalcanzable..."

28 jun. 2009

No decía palabras...























No decia palabras,
Acercaba tan sólo un cuerpo interrogante,
Porque ignoraba que el deseo es una pregunta
Cuya respuesta no existe,
Una hoja cuya rama no existe,
Un mundo cuyo cielo no existe.

La angustia se abre paso entre los huesos,
Remonta por las venas
Hasta abrirse en la piel,
Surtidores de sueño
Hechos carne en interrogación vuelta a las nubes.

Un roce al paso,
Una mirada fugaz entre las sombras,
Bastan para que el cuerpo se abra en dos,
Ávido de recibir en si mismo
Otro cuerpo que sueñe;
Mitad y mitad, sueño y sueño, carne y carne,
Iguales en figura, iguales en amor, iguales en deseo.

Aunque solo sea una esperanza,
Porque el deseo es una pregunta cuya respuesta nadie sabe.

(LUIS CERNUDA, 1931)

27 jun. 2009

Patricia














Cuando quieres a alguien, dejas de verlo por las razones que sean y vuelves a reencontrarlo años mas tarde, es como si el tiempo no hubiera pasado. De repente te encuentras alli hablando y bromeando como si la hubieras visto ayer mismo. Además los niños tienen ese don, el de no guardar rencor ni hacer preguntas que saben que no tienen respuesta. Para ellos basta con tenerte de nuevo ahí...
Bajé a la calle y ahí estaba ella a lo lejos, hecha ya una mujercita con sus casi 12 años; nos miramos, abrí los brazos y me dirigí hacia ella y entonces ella corrió hacia mi, como antes siempre hacía, se me echó a los brazos, la alcé y la abracé y la llené de besos. Me faltó poco para llorar. Luego abrazó a mis hijos y nos fuimos los cinco a echar una partida de bolos, como si irse a jugar a los bolos fuera lo mas normal del mundo después de cuatro años sin vernos....
Los tres niños jugaban como si nunca hubieran dejado de jugar juntos; ayer jugaban a playmobil y hoy juegan a los bolos y el tiempo no ha pasado. Me doy cuenta que en el fondo los tres son los mismos de siempre, ellos lo saben y lo aceptan, y no necesitan mas explicaciones, al menos por ahora.
Me doy cuenta que es posible, en un solo instante, en un abrazo, en un rato de juegos, recuperar todo el tiempo perdido...

24 jun. 2009

Estupido blog

Para quien escribo? era para mi, entonces, para que hacerlo publico?
Nadie me lee sino le insisto. Y casi ningún desconocido tampoco. Y ningun comentario.
Silencio siempre.
Estoy sola, esa es una certeza que también este blog estupido me devuelve.
Se acabó. Es el momento de cerrar todos los capitulos, destruir todas las posibilidades, asumir mi soledad, olvidar.
Es el momento de destruir y no el de construir.
El momento de irme y dejarlo todo abandonado.
De todos modos no soy digna, ni de amor y ni siquiera de palabras.
De ahora en adelante escribiré solo para mi.
Mejor asumir que estoy sola y seguir destuyendo y destruyendo, como hacía siempre.
Como me atreví siquiera a soñar que soy digna de nada?

23 jun. 2009

Amanecer en Villamanrique


















Me despierta el sonido de unos vasos tintineando y me extraño ¿donde estoy? Abro los ojos: estoy en una habitación blanca...ah! ahora recuerdo: es la casa de campo de Juan, nuestro anfitrión. A través de la ventana abierta, donde ondula una cortina blanca mecida levemente por la brisa de la mañana, oigo el agradable cantar de unos pajarillos dando la bienvenida al nuevo dia.
Aunque se que hay que ir a trabajar y aunque los demás se han levantado ya y solo quedo yo en las literas ya vacias, no me apresuro, me quedo aún tumbada y dejo un rato vagar mi mente por la noche de ayer, cuando los invitados de Juan se fueron yendo después de mirar entusiasmados Saturno y algun otro objeto por mi telescopio y solo quedamos bajo la noche sin luna y la via láctea cuatro amigos: Jose y Alejandro en la piscina bañándose a oscuras, yo sentada en una de las hamacas al lado de la piscina fumando y mirando la noche estrellada, Juan trastea en su casa, viene y enciende una pequeña vela sobre la mesa, trae ron miel y unos vasos con hielo. Aquel lugar, que no cuenta con luz eléctrica, tiene un encanto especial iluminado por las velas distribuidas por el porche.
Cuando Juan y Jose se van a dormir yo aún me quedo alli sentada mirando Scorpio, Sagitario y una bonita Via Láctea sobre el oscuro cielo Sur, milagrosamente oscuro en aquel lugar donde al sur solo está Doñana. Alejandro ha cogido mi telescopio y apunta a Jupiter; me va contando entusiasmado lo que ve: tres satélites, las bandas marrones del planeta, me va preguntando como se llaman los satelites de Jupiter, le digo que busque la gran mancha roja,..y mientras, un acogedor sueñecillo se va apoderando de mi...
Me incorporo por fin y aparezco por el amplio y acogedor salón de la casa. Juan pregunta si quiero un café y una ducha con agua templada calentada por el sol del dia anterior. Y alli estoy junto a la piscina, con el cielo por techo duchandome al tibio calor del sol del amanecer. Y aun dio tiempo, después del café y de recoger el telescopio, que habia dejado anoche fuera empapándose de rocio, de coger higos de una higuera que Juan tiene rebosante de frutos.
Con las manos algo pegajosas de leche de higos me encuentro bajando a Sevilla en el coche de Jose, atravesando campos con luz aún dorada mientras el sol termina de remontar y escuchando la embriagadora música de "Everything but the girl". A las 9 estoy puntual en el trabajo, tan temprano y a mi me parece ya tan tarde! tarde porque yo ya vengo de ver estrellas, de ducharme bajo el amanecer, de recoger higos, de escuchar pajarillos, de conversar un rato con tres amigos, y de venir charlando animadamente en el coche con Jose en vez de callada y sola en el traqueteo habitual del metro. Llegamos a Sevilla y esta avenida de Los Remedios me parece de pronto un infierno con su ruido de coches y tanta gente caminando con prisa hacia sus oficinas.
Abro la ventana de mi sala, enciendo el ordenador y me siento dispuesta a pasar un dia como tantos otros aqui secuestrada, pero de repente, al fondo de ese frenetico ruido de coches y autobuses comienza a llegarme una inesperada y agradable música. Es sin duda ahi afuera en la calle donde suena, me asomo pero no veo a nadie, solo gente que sigue yendo y viniendo presurosa; me siento de nuevo, allá afuera la musica sigue sonando, lejana pero evidente, tiñendo de extraña magia la mañana ¿de donde vendrá? es una melodia tocada en un acordeón...
Entonces empiezo a pensar que tal vez despues de todo hoy sea de verdad un dia mágico, que tal vez hoy el dia esté solo lleno de cosas buenas, que tal vez hoy hasta algún sueño se haga realidad.

16 jun. 2009

La verdad que has de saber


















La repentina lluvia templada de anoche que nos cubrió mientras caminaba a tu lado cogidos de la mano no debía ser sino las lágrimas que vinieron a empañar mi felicidad.
Estaba tan relajadamente feliz caminando a tu lado y llegó esa lluvia fina encedida de olor a tierra mojada...y me recordó que debí decirte lo que no te dije.
Entonces ya era tarde, era tarde ya para empezar a contar nada...
Y ahora me quema habertelo ocultado, y ahora no puedo revivir con la alegria que merecen aquellas horas de conversación, tus palabras, tus besos y todo lo demás con lo que ayer tarde llegaste inundando mi vida de luz.
Traté de olvidar todo durante esos momentos. No quise, no quise recordar nada, lo aparté de mi mente para crearme la falsa ilusión de que solo era un mal sueño.
Yo estaba mas callada que de costumbre, pero tal vez ni lo notaste... Era que a veces venia insistentemente a mi mente aquello que yo mandaba al fondo, muy al fondo...
Quise no pensar, quise no sentir... Lo conseguí, olvidé, me relajé. Fui feliz fugazmente...
Pero la lluvia mientras me besabas en la puerta de mi casa lavó de golpe mi dicha y sacó a flote la barca donde habia hundido mi pena.
Al final solo la verdad te hace libre. Y hoy debo decirtelo sin falta. No quiero empañar tu felicidad y sin embargo...no puedo cargar mas con la ansiedad que de repente, subitamente, me ahoga.
No me llames. No podria decirte nada ahora. Deja, deja pasar las horas. Y luego recuérdame que te diga lo que debes saber.
Debes saberlo por mi, solo por mi, egoistamente, no por ti, que vivirías infinitamente mas feliz en la ignorancia...
Un beso amor y perdoname, perdoname que vaya a irrumpir empañando tu dicha...

13 jun. 2009

Noche de junio


















Era una agradable noche de Junio. Sobre nuestras cabezas el cielo estrellado, la Luna creciente y allá a lo lejos las luces de Sevilla recortadas en el horizonte este. Habiamos recogido todas las cosas y echabamos todos en corrillo el último cigarro antes de volver a casa apoyados sobre el lateral de uno de los coches. Mientras los demás hablaban apoyaste tu cabeza sobre mi hombro e hiciste como que tenias sueño y dormias. Yo te dejé estar. Fueron solo un par de minutos pero me resulto agradable y tierno. Luego al cabo del rato volviste a hacerlo. Y luego fuí yo la que apoyé mi cabeza en tu hombro y dije tengo sueño e hice como que dormía. Entonces brevemente me acariciaste la cara con la otra mano; fue un gesto de varios segundos y rapidamente la retiraste, pero aquel gesto, que fue como acogiendome, como diciendo "si, ahi estas bien", me aceleró de golpe el corazón. Y ahora ese momento flota en mi memoria y vuelve a mi una y otra vez. Y cada vez que lo recuerdo siento que hubiera querido que dejaras tu mano sobre mi mejilla, haberme recostado contra tu cuerpo y haber permanecido así mientras los demas hablaban y hablaban. Pero estaban todos alli mismo y habia que guardar las formas, asi que me aparté, como tu antes. Todo no duró mas que un minuto o quizás menos. Pero el recuerdo perdura y perdura y se agarra a mi mente y a mi alma. Cuando llegamos a Sevilla, cada uno en su coche, yo me fui a dormir y tu fuiste a llevar a tu amigo a su casa. Y hoy me has contado que volviste a mi puerta a ver si me veias aún subiendo los trastos a mi casa, que volviste a echar el ultimo cigarro conmigo. Tal vez fué mejor que no me encontraras, fue mejor así, porque seguramente hubieramos perdido los dos la razón...

3 jun. 2009

La poesia es...





La poesia es el salvavidas
al que me aferro cuando todo parece perdido,
cuando mi corazón está desbordado,
atormentado por palabras que lo hirieron,
o por silencios que lo arrastran al precipicio...








(Nota: esta es una versión libre mía de un fragmento de un poema de Kahlil Gibran Kahlil)

28 may. 2009

Aprendiendo

Hoy rescato este texto de JORGE LUIS BORGES que está bien releer de vez en cuando para no olvidar cosas importantes


Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma, y uno aprende que el amor no significa acostarse y una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender...

Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes... y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.

Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calor del sol quema. Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.

Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende... y con cada día uno aprende.

Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas.

Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.

Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas.

Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida.

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es sólo de almas grandes.

Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual.

Con el tiempo te das cuenta que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.

Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios multiplicados al cuadrado.

Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado incierto para hacer planes.

Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen ocasionará que al final no sean como esperabas.

Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.

Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, añorarás terriblemente a los que ayer estaban contigo y ahora se han marchado.

Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, ante una tumba, ya no tiene ningún sentido.

Pero desafortunadamente, solo con el tiempo aprendes...

(JORGE LUIS BORGES)

18 may. 2009

Omega centauri


Mirábamos el cielo de una noche estrellada mientras fumábamos el último cigarro sentados uno junto al otro. Tu habías arrimado mi silla a la tuya para mostrarme lo que apuntabas en el cenit. Escorpio remontaba por el este sobre Sevilla mientras Géminis descendía a nuestra espalda. Era una bella noche sin nubes. Todos dormían y alli solos tu me contabas historias mientras tomábamos café para mantenernos despiertos. Omega Centauri ya se habia escondido de nuevo bajo el lechoso horizonte. El fantasmagórico arbol junto a la casa silbaba y se retorcia bajo el viento incipiente. Empezaba a hacer frio y era tarde y decidimos que era hora de volver a casa. Mientras recogíamos media luna rojiza asomó sobre la colina y cuando se volvió blanca siguió acompañándonos en el viaje de vuelta. Esa noche soñé que tus labios eran dulces y que me besabas bajo la mirada de Hercules y la Osa sobre nuestras cabezas, y mi sueño fue errando de estrella en estrella hasta que desperté y la luz del dia me devolvió la cordura.

(fotografía: Martin Pugh, Australia: http://www.martinpughastrophotography.id.au)

No me hables

Sigues ahi, no te ocultas
y tu presencia invade lo que quiero escribir;
no era a ti y ahora te escribo a ti
...

No me hables porque si me hablas
querrer vivir en las promesas de tus palabras
esas que dices sin pensar,
esas que pronuncias jugando
...

No me hables porque entonces
volveré una y otra vez
a soñar que es posible lo que no es posible
...

Y si me sonries...
si me sonries todo habrá sido inutil de nuevo,
como tantas veces.
La niña

Todas las mediodias la niña iba a la cocina mientra su mamá cocinaba porque se sentía sola e indefensa y queria que ella la abrazara y la mimara, pero su mamá no daba importancia a lo que le pedía y en lugar de abrazarla la mandaba a poner la mesa. Y asi ocurria un dia y otro dia. Ella se iba a su cuarto y permanecía en silencio y por las noches a solas lloraba. Un dia la niña dejó de ir a la cocina y cuando pasó el tiempo se hizo mayor y entonces se dió cuenta que habia aprendido a no necesitar los abrazos de su mamá. Y es así como ahora cuando se siente debil e indefensa y se da cuenta que necesita que la mimen corre a su cuarto y se encierra porque no quiere que nadie pueda hacerle daño de nuevo negandole su amor. Por eso se maldice a veces, por ser debil como cuando era pequeña. Por eso su vida es una constante huida, porque no quiere dejar su corazón expuesto en ninguna parte.

29 abr. 2009

Háblame, amor


"Hablame, amor. Dime en palabras lo que estabas cantando.
La noche es oscura. Entre nubes se han perdido las estrellas. El viento está suspirando entre las hojas.
Soltaré mi pelo. Mi manto azul me rodeará de noche. Acogeré tu cabeza sobre mi pecho, y allí, en dulce soledad, murmuraré sobre tu corazón. Cerraré mis ojos y escucharé. No miraré tu rostro.
Cuando tus palabras hayan terminado, permaneceremos silenciosos y quietos. En la oscuridad solo murmurarán los árboles.
La noche palidecerá. Clareará el día. Nos miraremos a los ojos y seguiremos nuestros caminos diferentes.
Hablame, amor. Dime en palabras lo que estabas cantando."

(RABINDRANAZ TAGORE, poema 29 de "EL JARDINERO", 1913)
Estás, no estás


No estas aun pero se que vienes en camino. Llegas y tal vez te entregas. Quien sabe cuando tu imagen soñada se convierta en un rostro que será de mi. No se si quiero conocerte pero ya no hay remedio, estas llegando.

Estas y otras veces no estas, y me pregunto donde volaron tus pensamientos que antes me buscaban y ahora a veces no me buscan. Y es ahora cuando te echo de menos. A veces pienso en huir, huir porque prometí no rasgar mi coraza que tanto me costó tejer.

Estas ahi, pero distante. Tan cercano y tan lejano al mismo tiempo. Puedo hablarte pero no te diré nada. Por miedo, porque tengo miedo de que huyas no pronunciaré palabra. Solo miraré tu nombre y ahogaré mis anhelos.

Ya no estas ahi. Te fuiste, te fuiste para no volver. Tal vez te quemaste en mi llama sin dueño y tuviste miedo, y puede que huyeras. Nunca sabré porqué. No te preguntaré.

Y ahora mi corazón es como una maraña enredada. Y alguien tiene que venir a tirar del hilo y desmadejarla porque yo aún no aprendí a hacerlo. Estoy torpe y confundida. Estoy temerosa y asustada. Y asi es como soy dulce y fria a la vez , entregada e indiferente, es mi coraza que prometí tejer para siempre y ahora no me deja deshacerme de ella.

28 abr. 2009

Dudas
Nada sabes de mi, de mi alma silvestre, de mis pensamientos ni de mis anhelos. Pero crees conocerme. Y yo no soy solo esa piel. No soy solo ese destello rubio en el viento. No sabes de mis dudas. No sabes de lo que siento, de lo que deseo, de lo que busco, ni siquiera de lo que encuentro. Y crees que estoy ahi al lado pero no estoy tan cerca. Estoy en algun lugar del que solo yo se, tal vez soñando con el color del trigo, tal vez soñando con quien ha de venir mañana. Tu risa consiguió atravesar la fria coraza que yo habia tejido, arañó el borde de mi alma y me arrancó una sonrisa adormecida con dulces despertares, pero no consiguió aún desterrar sueños antiguos, ni consiguió apartarme de sueños sobre futuros inciertos. Y estoy ahi pero a la vez no estoy. Y quisiera que quisieras saber sobre lo que sueño y lo que siento y lo que anhelo y lo que pienso y lo que busco y lo que encuentro y lo que me hace llorar y lo que me hace reir, pero son solo mi risa y mi piel para ti como espejos donde desterrar tus fantasmas, no los mios. Y tu risa despreocupada no consiguió aún llegar al fondo de mi alma indomable, que flota y gira y se retuerce y se acerca y se aleja mecida por vientos imprecedibles que la arrastran acá y allá. Y aqui estoy ahora sin saber que hacer con las preguntas que no haces, sin saber que hacer mañana cuando llegue quien tal vez viene a buscarme, sin saber que hacer con un sueño del que tal vez debo despertar.

20 mar. 2009

Ojos verdes..., ¿o azules?

Nunca quiero verlo
porque se que me hara daño su presencia
pero siempre quiero encontrarlo
Lo busco inconscientemente en las calles
buscando su cabello de fuego mezclado entre la gente

Lo encuentro y lo saludo con aire indiferente
El me saluda, me habla y sonrie
Para que me tiene que sonreir con esa sonrisa suya?
El no sabe que me duelen esa sonrisa y esos ojos claros

Sonrie también mientras yo hablo
pero se que no me sonrie a mi, que sonrie al mundo
El no sabe que es encantador
y que en su boca el mundo se vuelve tan hermoso

Me muero por decirle lo que siento
pero en su lugar parloteo tontamente y sin sentido
y temo parecer una idiota antes sus ojos

No quiero que sepa de mi dolor,
no quiero que sepa que lo amo en secreto
Si me preguntara lo negaria todo

Me esfuerzo en reir y parecer indiderente
Hago como que tengo prisa y me voy
No quiero que huya asi que huyo yo primero

A veces no esta entre la gente para que yo lo encuentre
Esta lejos entre otra gente
soñando con otro amor que no es el mio

Llego a casa y lloro,
lloro porque no viene en mi encuentro
Busca otro amor en otro puerto que no soy yo

Me afano en olvidarlo y no lo consigo
Su sonrisa vuela a mi mente y se clava en mi corazon,
igual que sus ojos verdes...o azules

Libre




Si le hubiera cortado las alas
habría sido mío,
no habria escapado.

Pero así,
habría dejado de ser pájaro.

Y yo...
yo lo que amaba era un pájaro



(song by Mikel Laboa and Joxan Artze)

16 mar. 2009

Paraisos imaginarios


A veces la nostalgia por las cosas que no ocurrieron es mas intensa que aquella por las cosas que si sucedieron, quizas porque las que sucedieron sucedieron y no quedaron pendientes...
Nada sabemos del pasado que no sucedió y precisamente por ello la imaginación juega a hacernos creer que se trataba de un paraiso cuando a lo mejor era un infierno...
Por eso no debemos jamás lamentarnos por no haber vivido anhelos que fueron imposibles, pero aun así, a veces...

25 ene. 2009

El tiempo no existe

Hace un rato he encontrado entre el correo atrasado este escrito de Manuel Vicent que un amigo envió en año nuevo. Quiero compartirlo aqui porque es precioso y porque encierra una verdad que nunca debemos olvidar...


EL TIEMPO NO EXISTE

El tiempo no existe.
El tiempo sólo son las cosas que te pasan, por eso pasa tan deprisa cuando a uno ya no le pasa nada...
Después de Reyes, un día notarás que la luz dorada de la tarde se demora en la pared de enfrente y apenas te des cuenta será primavera. Ajenos a ti en algunos valles florecerán los cerezos y en la ciudad habrá otros maniquíes en los escaparates.
Una mañana radiante, camino del trabajo, puede que sientas una pulsión en la sangre cuando te cruces en la acera con un cuerpo juvenil que estalla por las costuras, y un atardecer con olor a paja quemada oirás que canta el cuclillo y a las fruterías habrán llegado las cerezas, las fresas y los melocotones y sin saber por qué ya será verano.
De pronto te sorprenderás a ti mismo rodeado de niños cargando la sombrilla, el flotador y las sillas plegables en el coche para cumplir con el rito de olvidarte del jefe y de los compañeros de la oficina, pero el gran atasco de regreso a la ciudad será la señal de que las vacaciones han terminado y de la playa te llevarás el recuerdo de un sol que no podrás distinguir del sol del año pasado.
El bronceado permanecerá un mes en tu piel y una tarde descubrirás que la pared de enfrente oscurece antes de hora.
Enseguida volverán los anuncios de turrones, sonará el primer villancico y será otra vez Navidad.
La monotonía hace que los días resbalen sobre la vida a una velocidad increíble sin dejar una huella. Los inviernos de la niñez, los veranos de la adolescencia eran largos e intensos porque cada día había sensaciones nuevas y con ellas te abrías camino en la vida cuesta arriba contra el tiempo. En forma de miedo o de aventura estrenabas el mundo cada mañana al levantarte de la cama.
No existe otro remedio conocido para que el tiempo discurra muy despacio sin resbalar sobre la memoria que vivir a cualquier edad pasiones nuevas, experiencias excitantes, cambios imprevistos en la rutina diaria.
Lo mejor que uno puede desear para el año nuevo son felices sobresaltos, maravillosas alarmas, sueños imposibles, deseos inconfesables, venenos no del todo mortales y cualquier embrollo imaginario en noches suaves, de forma que la costumbre no te someta a una vida anodina. Que te pasen cosas distintas, como cuando uno era niño...

( MANUEL VICENT 04/01/2009 )