18 may. 2009

Omega centauri


Mirábamos el cielo de una noche estrellada mientras fumábamos el último cigarro sentados uno junto al otro. Tu habías arrimado mi silla a la tuya para mostrarme lo que apuntabas en el cenit. Escorpio remontaba por el este sobre Sevilla mientras Géminis descendía a nuestra espalda. Era una bella noche sin nubes. Todos dormían y alli solos tu me contabas historias mientras tomábamos café para mantenernos despiertos. Omega Centauri ya se habia escondido de nuevo bajo el lechoso horizonte. El fantasmagórico arbol junto a la casa silbaba y se retorcia bajo el viento incipiente. Empezaba a hacer frio y era tarde y decidimos que era hora de volver a casa. Mientras recogíamos media luna rojiza asomó sobre la colina y cuando se volvió blanca siguió acompañándonos en el viaje de vuelta. Esa noche soñé que tus labios eran dulces y que me besabas bajo la mirada de Hercules y la Osa sobre nuestras cabezas, y mi sueño fue errando de estrella en estrella hasta que desperté y la luz del dia me devolvió la cordura.

(fotografía: Martin Pugh, Australia: http://www.martinpughastrophotography.id.au)

No hay comentarios: