28 jul. 2010

El año que vivimos peligrosamente

Esta siendo un año muy raro, muy diferente a cuantos haya vivido antes. Mi vida está totalmente patas arriba, no hay orden ni concierto, estoy viviendo el caos...no se si eso es bueno o es malo. Si se que cada día que me levanto no se que me va a acontecer, siempre es un misterio. Hay quien sabe tal como se levanta lo que hará ese día, habitualmente igual al anterior, levantarse, ir al trabajo, volver a casa, hacer en casa alguna tarea, ver la tele, dormir...yo no hago nada de todo esto salvo lo de dormir...a veces ni eso. Hay dias caseros y días que no paro en casa, hay días felices y días tristes, hay días que añoro aquellos días ordenados de mi anterior vida y hay días que me siento afortunada por tener la oportunidad de vivir cada día con la ilusión de no saber que me espera, de que puede sucederme cualquier cosa extraordinaria o rara o loca en cualquier momento. Nunca se como sentirme al respecto, si afortunada o desafortunada, si loca o cuerda, solo se que un dia voy a echar de menos todo esto, todo este caos donde ahora estoy sumergida. Ahora mismo no existe el futuro y casi tampoco el pasado, son momentos tan presentes y tan vívidos que a veces me abruma porque todo en el presente adquiere mucha mas intensidad de la que cabe esperar cuando el presente se vive como mero trampolín hacia un futuro imaginado que, habitualmente, nunca sucede como uno imaginó. Se que es una locura todo pero bendita locura ¡estoy viviendo! no todo el mundo puede decir eso...

(el titulo me lo inspiró un amigo  y a él se lo dedico)