3 feb. 2010

Nada, no hacemos nada.


Te echo de menos.
Quiero besarte aún una vez mas.
Abrazarte aún una vez mas.

No es que muera de amor, muero de ti.
Muero de ti, amor, de amor de ti,
de urgencia mía de mi piel de ti,
de mi alma, de ti y de mi boca
y del insoportable que yo soy sin ti.


Te espero, te espero. Te sigo esperando.

Nos morimos, amor, y nada hacemos
sino morirnos más, hora tras hora,
y escribirnos y hablarnos y morirnos.

Nada, no hacemos nada.
Pasa el tiempo y no hacemos nada.






(los fragmentos son de un poema de Jaime Sabines)

No hay comentarios: